¿Qué es y para qué sirve el MDM?

"¿Qué es y para qué sirve el MDM?" es un post que explica de forma simple y detallada los conceptos de una nueva disciplina...

«¿Qué es y para qué sirve el MDM?» es un post que explica de forma simple y detallada los conceptos de una nueva disciplina…

El Master Data Management es una tecnología que ha cobrado una gran importancia para las organizaciones porque con «la llegada masiva de los datos», las empresas tienen problemas para cumplir con las normas y la legislación vigentes.

Además, las empresas quieren ser más ágiles y recurren a la implementación de los sistemas de información para evolucionar de la forma más eficiente.

Obtener datos maestros que sean consistentes, completos y relevantes no es sencillo, pero por la importancia que tienen las organizaciones se preocupan para depurarlos. Pues saben que su relevancia es incuestionable.

La información recopilada por una empresa debe ser bien gestionada para garantizar que el MDM cumpla con todas las expectativas.

Uno de los objetivos principales del MDM es garantizar que los datos maestros tengan los atributos de exactitud, integridad, fiabilidad, coherencia, relevancia y actualización.

Llegados Hasta Aquí

Definiremos el MDM de la forma más simple y eficaz: Es el conjunto de metodologías, herramientas y procesos necesarios para crear y mantener conjuntos precisos y consistentes de datos maestros.

El MDM sirve para proporcionar la «verdad informacional» que a toda empresa u organización le puede interesar. Y su objetivo es el de ayudar a aportar información confiable, oportuna y coherente para contribuir en la consecución de los objetivos del negocio.

Como pueden ver no se trata de la mera implantación de una tecnología, sino de darle un buen enfoque y buena utilización a una herramienta que es determinante para optimizar los procesos del negocio y tomar las mejores decisiones.

Para que la implantación del MDM sea un éxito es esencial diseñar una arquitectura ad hoc, siempre en función de las necesidades de la empresa. Además, los usuarios y la empresa deben estar implicados y concienciados de su importancia.

Para optimizar su eficiencia hay que establecer una serie de prioridades en cuanto a elementos a incluir (productos, clientes, proveedores…), así como hacerlo de forma escalable.

¿Qué es la gestión de los Datos?

¿Qué es la gestión de los Datos? Muestra una tarjeta donde se enseña que es un activo de gran valor.

La gestión de los Datos es definida por la Data Management Association (DAMA) como: «El desarrollo y ejecución de arquitecturas, políticas, prácticas y procedimientos que gestionan apropiadamente las necesidades del ciclo de vida completo de los datos de una empresa».

Es decir, dicha gestión tiene que apoyar a las necesidades del negocio y debe aunar una serie de requisitos relacionados con la disponibilidad, la facilidad de uso, la integridad y la seguridad.

Una condición fundamental para la gestión eficaz de los Datos conlleva la definición de un plan de acción, que precedido por un conjunto de procedimientos y supervisado por personal correspondiente garantice el dinamismo de la organización o empresa.

La correcta gestión de los Datos permite potenciar la integración del negocio porque evita, en los conjuntos de Datos, su descentralización. Y además de garantizar que las operaciones del negocio se ejecuten con eficiencia (armonizando los procesos y apoyando a la toma de decisiones) ahorra costes.

Como pueden contemplar la gestión de los Datos es vital para almacenar, gestionar y analizar de forma estructurada y ordenada la cantidad de información que recopilamos. Por lo que es, básicamente, el puente de conexión entre el almacenaje de los Datos y el aprovechamiento eficiente de los mismos.

Condiciones para la efectiva implementación de la gestión de los Datos

La efectiva implementación de la gestión de los Datos debe garantizar su accesibilidad a las personas que los necesitan, pero también debe garantizar la seguridad para que solo tengan acceso, a tales Datos, las personas autorizadas.

Ha de saberse la procedencia de los Datos y el propósito que tienen; y deben carecer de duplicidades. Es decir, es necesario que sean Datos de calidad.

Un buen sistema de gestión tiene que ser íntegro y transparente, y debe estar alineado con la estrategia del negocio para optimizar su funcionamiento.

Por último, los Datos han de tratarse en conformidad con las normas acordadas.

La Guía BABOK ¿Qué es y para qué sirve?

La Guía BABOK define el análisis de negocio (Business Analysis) como «el conjunto de actividades y técnicas que pueden permitir el cambio en una empresa, definiendo las necesidades y recomendando las soluciones que aporten valor a las partes interesadas».

En ella, también se definen las tareas que un analista de negocio debe poder realizar, las competencias necesarias y las técnicas más comunes del Business Analysis.

Seguidamente detallaremos las áreas de conocimiento que engloba La Guía BABOK, pues permiten avanzar desde la identificación de las necesidades de negocio a la recomendación para la puesta en marcha de las soluciones pertinentes.

Las seis áreas de conocimiento son:

  • Planificación y monitorización del análisis de negocio.
  • Obtención y colaboración (elicitation).
  • Gestión de requisitos y comunicación.
  • Análisis de estrategia.
  • Análisis de requisitos.
  • Evaluación y validación de la solución.

El propósito de la Guía BABOK es definir la profesión del Business Analysis, es decir, fija las referencias para los analistas de negocios con la idea de medir el trabajo que realizan y asegurar que éstos tengan las habilidades necesarias para ejecutar la función de la manera más efectiva.

Un analista de negocio debe presentar una serie de competencias relacionadas con el pensamiento analítico, la resolución de problemas, la habilidad de comunicación e interacción, etc.

Del mismo modo que la Guía BABOK fija las referencias para los analistas de negocios, define las competencias y los conocimientos que se deben esperar de un profesional para que las personas que trabajan con analistas puedan conocer y valorar mejor sus funciones.

No obstante esta guía no debe ser interpretada como un mandato, porque cada conjunto de prácticas se deben adecuar a las condiciones específicas del Business Analysis en cuestión.

¿Quién creó la Guía BABOK?

En 2003, por ser cada vez más crítica la función del analista de negocio (que es eficientar la comunicación entre el negocio y las tecnologías de información) para asegurar el éxito de los proyectos, se creó el Instituto Internacional de Business Analysis (IIIBA) con objeto de profesionalizar esta función, cuya misión es desarrollar y mantener estándares para la práctica del análisis de negocio. Así, IIIBA crea y mantiene la guía sobre los fundamentos del conocimiento del análisis de negocio (más conocida como Guía BABOK).

La calidad de los Datos ¿Qué significa?

La satisfacción por la Calidad de los Datos puede compararse con la de vivir una experiencia ideal

Cuando hablamos de La Calidad de los Datos debemos hacer hincapié en la palabra «calidad», que definiendola (es el conjunto de propiedades inherentes a una cosa que permite caracterizarla y valorarla con respecto a las restantes de su especie) comprenderemos la base del argumento que presentamos.

Llegando a la fase de gestión de Calidad de los Datos, en el tratamiento de la información, se alcanza un punto incómodo para las organizaciones porque la propagación y redundancia de la información conlleva una presencia mínima de documentación (o incluso ausencia de ella). Y la aparición de múltiples proveedores/consumidores de información se resume en problemas para la definición de La Calidad de los Datos.

Los datos de alta calidad tienen que adaptarse a las necesidades que se prevean para las respectivas operaciones que se quieran llevar a cabo, es decir, deben ayudar a planificar y a tomar decisiones.

La calificación de la calidad se lleva a cabo con múltiples dimensiones o atributos. Las dimensiones más comunes son:

  • Exactitud. Se refiere al estado del mundo real que se encuentra en el sistema de información.
  • La completitud de los datos proporcionados hace referencia a la medición entre la información que existe y la que falta en un sistema concreto.
  • Frescura. Son los datos que se relacionan con la actualidad (factores a tener en cuenta: actualidad, oportunidad, volatilidad) , es decir ¿están vigentes los Datos de mi sistema de información?
  • La consistencia hace referencia a la integridad de los datos (los factores que se distinguen: integridad de dominio e integridad de intrarrelación).
  • La unicidad. Conlleva los siguientes factores: que no estén duplicados, y si lo estuvieran que no exista contradicción.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, si además entregamos la información precisa a la persona adecuada y en el momento oportuno (con el formato esperado) podremos sacar eficientes conclusiones para tomar las mejores decisiones.

El Business Intelligence y Analytics

Las personas y entidades que se interesan por las disciplinas del Business Intelligence (BI) y Analytics (BA) son conscientes del valor que tienen para sacar provecho, pero a pesar de ello no todos los interesados obtienen los resultados que quisieran.

Las personas y organizaciones se aprovechan deficientemente de la gestión de los Datos porque existen infinidad de variables a tener en cuenta. Y si no se definen los objetivos de forma estricta los resultados pueden ser ambiguos.

Las nuevas tecnologías han supuesto y suponen una revolución sin precedentes en el Mundo, pues, nos permite informatizar y programar casi todo y, el hecho de predecir lo que se debe hacer o lo que se necesita programar nos dota de grandes poderes.

Las iniciativas del Business Intelligence y Analytics se dirigen a explotar las oportunidades existentes dentro de una organización, empleando disciplinas relativas a sistemas de información y combinando los Datos con tecnología, análisis y conocimiento humano.

Éstas disciplinas están en el corazón de la gestión empresarial y todos los individuos que formen parte de tales gestiones dependerán de los Datos para maximizar la eficacia y eficiencia de los objetivos.

Las organizaciones combinan los datos, adquiridos de forma interna y externa, y aplican técnicas precisas que son capaces de definir y detectar los pros y contras que les preceden, es decir, que les informará de qué es lo que ha ocurrido (si ocurriera algo) o de qué pueden sacar provecho.

Así, podemos diferenciar al Business Intelligence del Business Analytics de la siguiente manera: mientras que supervisar y controlar un indicador en un sistema de información es cosa del BI, someter los indicadores a la sensibilidad de otros factores detectando tendencias y usar la estadística para predecir o elaborar hipótesis es BA.

Presentación en modo resumen

La imagen que representa el post "El Business Intelligence (BI) y Analytics (BA)" enlaza a una presentación en modo resumen.

¡Esto es todo amigos! Para ir iniciándonos en el tema creo que está bien. Saludos y recuerden que vuestros comentarios y «likes» me ayudan.

¿Por qué los Datos son tan importantes?

Queramos aceptarlo o no «los datos han llegado para multiplicarse» y la respuesta a la cuestión que presentamos (por qué son tan importantes los datos) la veremos seguidamente. Es necesaria la reflexión para determinar las circunstancias que apuntan a tal elocuencia.

Los usuarios y los directivos de las empresas visualizan la transformación digital y son conscientes de la importancia de los datos porque, sin más preámbulos, sabiéndolos interpretar son más eficientes a la hora de tomar decisiones.

Por qué son tan importante los datos muestra todos los recursos para recopilarlos.

Si quieren reflexionar acerca de lo que defendemos en el artículo, háganlo pero teniendo estos parámetros en cuenta:

  • Los datos permiten conocer, interpretar y anticipar la realidad.
  • Optimizan los canales de venta.
  • Ayudan a ver las fortalezas y debilidades.
  • Los datos dirigen la innovación y los resultados.

Es decir que los datos son importantes porque reflejan la identidad contenida de cada sistema, y es difícil pensar en algo más sustancial que la esencia de cualquier empresa u organización sin contar con los datos que conducen a la construcción de las iniciativas que se emprenden.

Los datos siempre han estado ahí pero también es verdad que su papel ha sido y es diferente en las distintas épocas de nuestra historia. Su uso, la disponibilidad de la información, el tipo de usuario con acceso a los datos y el potencial de comparación de conocimiento se han ido ampliando desde hace bastantes años hasta ahora.

Un resumen de la evolución de los Datos

Datos anteriores al dato 1.0. Se trata de los datos de los años 60, 70, 80, donde el foco se ponía en las grandes tecnologías. 

Dato 1.0. Se trata de un uso que va madurando, impulsado por la aparición de los sistemas ERP y CRM.

Dato 2.0. En esta fase los datos se emplean como soporte a procesos y alinean a toda la organización.

Dato 3.0. Es la realidad que vivimos, en la que entendemos los datos como el motor de la transformación digital. 

Como están viendo todas las tendencias que vienen implican la explosión de los datos, y por tanto, los usuarios de éstos debemos estar preparados para poderlos gestionar, pues sin la capacidad de gestionarlos no es posible ni la transformación ni evolución digital.

¿Qué es el Big Data y por qué está tan de moda?

¿Qué es el Big Data? Se define a través de las llamadas cuatro Vs: volumen, velocidad, variedad y veracidad de los datos, y su poder reside en una característica que va ganando fuerza: la inteligencia artificial. Todo lo que nos podamos imaginar puede predecir el Big Data, uno de los conceptos de moda que están marcando un antes y un después en el mundo de la era digital.

Elegir el lugar perfecto para abrir un negocio o para optimizarlo, sea del tipo que sea. Saber que lee la sociedad; o cuales son las tendencias de cualquier materia… todo eso y mucho más «es» Big Data. Y esa es la razón por la que todas (o casi todas) las organizaciones y empresas optan por utilizar sus técnicas.

«La información es la nueva materia prima»

Berners-Lee

En el mundo digital todo deja un rastro de datos. Se acumulan tantos que es difícil llevar la cuenta. Hace tiempo que dejamos de sorprendernos pero cada minuto que pasa se producen, no se cuantos miles de accesos a Facebook, se suben miles de imágenes a Instagram y se publican otros tantos miles de posts. Y eso sin contar la información que genera Whatsapp, en conjunto con nuestros dispositivos… Una locura.

El poder del Big Data

No es que los datos que generemos sean públicos, pero debemos ser conscientes de que, quien los tenga en su poder es rico. Rico de la nueva riqueza de Internet, el verdadero poder del mundo conectado, el que muchas empresas y organizaciones usan para crear nuevos mercados o negocios y para optimizarse.

Big Data tiene muchas definiciones porque engloba muchos ámbitos. Relacionados con las cantidades masivas de datos, desde su recolección y almacenamiento, hasta el análisis y la visualización, pasando por la inteligencia artificial.

Se nutre de lo que ocurre a nuestro alrededor para ayudarnos a tomar mejores decisiones. Por eso, muchas de estas decisiones de nuestro día a día se archivan de forma anónima. Y es que, en plena era digital los datos son la nueva moneda de cambio (y tienen mucho valor).

Las empresas e instituciones invierten en sensores y herramientas que monitorizan todo lo que ocurre. Con ello, crean vastas bases de datos que si se procesan y analizan de forma adecuada (con plataformas como Hadoop) permiten descubrir hábitos, tendencias y patrones ocultos.

Antes de salir de casa ya generamos datos. Y cuanto más se registra, se consigue una mayor eficiencia y optimización, se explotan los recursos de una forma más inteligente y se encuentran soluciones personalizadas en un imparable camino al futuro que nos beneficia a todos.

Esta tecnología permite construir modelos de Inteligencia Artificial para la predicción de lo que nos interesa. Parece futurista, pero es una realidad que está aquí y forma parte de nosotros.

Adaptación para el cumplimiento del RGPD

La seguridad comprendemos que es uno de los valores más importantes, y lo aplicamos tanto en lo referente a tus servicios como en nuestras obligaciones para mantener a salvo tus datos personales.

El 25 de Mayo se inició la aplicación del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos, y hemos adoptado todas las medidas necesarias para cumplir esta normativa.

Estamos actualizando nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad en lo referente a la protección de datos, para que tengas más claro de qué forma y con qué finalidad gestionamos tus datos personales.

Seguimos cuidando tus datos con la misma seguridad y responsabilidad que hasta ahora, pero hemos incluido información más detallada sobre cómo lo hacemos en nuestra documentación legal.

Puedes revisar esta documentación accediendo a:

Aviso Legal y Política de Privacidad

¡Gracias por confiar en nosotros!