¿Qué es la gestión de los Datos? Muestra una tarjeta donde se enseña que es un activo de gran valor.

La gestión de los Datos es definida por la Data Management Association (DAMA) como: «El desarrollo y ejecución de arquitecturas, políticas, prácticas y procedimientos que gestionan apropiadamente las necesidades del ciclo de vida completo de los datos de una empresa».

Es decir, dicha gestión tiene que apoyar a las necesidades del negocio y debe aunar una serie de requisitos relacionados con la disponibilidad, la facilidad de uso, la integridad y la seguridad.

Una condición fundamental para la gestión eficaz de los Datos conlleva la definición de un plan de acción, que precedido por un conjunto de procedimientos y supervisado por personal correspondiente garantice el dinamismo de la organización o empresa.

La correcta gestión de los Datos permite potenciar la integración del negocio porque evita, en los conjuntos de Datos, su descentralización. Y además de garantizar que las operaciones del negocio se ejecuten con eficiencia (armonizando los procesos y apoyando a la toma de decisiones) ahorra costes.

Como pueden contemplar la gestión de los Datos es vital para almacenar, gestionar y analizar de forma estructurada y ordenada la cantidad de información que recopilamos. Por lo que es, básicamente, el puente de conexión entre el almacenaje de los Datos y el aprovechamiento eficiente de los mismos.

Condiciones para la efectiva implementación de la gestión de los Datos

La efectiva implementación de la gestión de los Datos debe garantizar su accesibilidad a las personas que los necesitan, pero también debe garantizar la seguridad para que solo tengan acceso, a tales Datos, las personas autorizadas.

Ha de saberse la procedencia de los Datos y el propósito que tienen; y deben carecer de duplicidades. Es decir, es necesario que sean Datos de calidad.

Un buen sistema de gestión tiene que ser íntegro y transparente, y debe estar alineado con la estrategia del negocio para optimizar su funcionamiento.

Por último, los Datos han de tratarse en conformidad con las normas acordadas.